Talenn
Te ayuda a decidir tus estudios
 

Testimonio estudiante internacional

Hola, soy Raul y me gustaría contarte mi experiencia en Talenn.

Toda mi vida había soñado en estudiar en los EEUU. Tenía una ilusión loca por vivir el sueño americano. Contacté con algunas empresas de colocación, que te buscan ellos la universidad americana y te cobran por los trámites. Recuerdo como al salir de las jornadas informativas mis ilusiones se hacían más y más grandes. Pero ahora me doy cuenta como habían manipulado mis sentimientos de adolescente.

Mis padres me veían tan ilusionado. Confiaban completamente en mí y como ellos no hablan inglés me lo hice solo. Tramité todo sin la ayuda de ningún orientador. La universidad que escogí también me facilitó las cosas. Parecía que tenían ganas que fuera.

Cuando llegué a la universidad me vinieron a recoger en el aeropuerto. Todo el mundo era tan simpático conmigo. Pero a las tres semanas vi que mi sueño americano no era como yo la había imaginado. Ahora reconozco que me había dejado deslumbrar por la vida universitaria en las series de Netflix. Al poco tiempo llamé a mi madre. No sabía cómo explicarle como aquellos ojos brillantes que ella había visto en el aeropuerto, habían desaparecido. Y no sólo yo, a otros estudiantes internacionales que estaban conmigo, les pasó lo mismo.

Una vez volví, gracias a una amiga de mi madre, contacté con Talenn. Ya en la primera entrevista entendí el trabajo de los orientadores.

Cuando contactaba con las universidades americanas, sus emails alimentaban mis falsas ilusiones, típicas de cualquier adolescente que se quiere comer el mundo.

En cambio en Talenn era diferente. Toqué de pies a tierra, entendiendo el valor real de estudiar en el extranjero. No me hinchaban la cabeza con sueños. Noté que tenían experiencia en casos como el mío. En la primera entrevista, el orientador describió con todo detalle lo que viví instante a instante, como si hubiera hecho el viaje a los EEUU conmigo. Se ve que no soy el único que se organiza la universidad él solo y acaba volviendo a casa.

Te diré las tres cosas en que me ayudaron:

  • Elegir mejor el país (ahora soy en Inglaterra estudiante)
  • Elegir mejor los estudios (reconozco que no tenía claro qué quería hacer)
  • Elegir la mejor universidad internacional


Yo creía que lo podía hacer solo, dedicando algunas semanas a prepararlo todo. Ahora entiendo que debería haber dedicado años a comparar bien las universidades para elegir bien.

Aunque perdí 1 año en los EEUU, también aprendí muchas cosas. Como por ejemplo, a pedir orientación ante decisiones importantes. Ahora estoy viviendo la mejor experiencia de mi vida.